Se ha producido un error en este gadget.

martes, 22 de febrero de 2011

La escuela pública argentina


Ante la situación del conflicto presupuestario, hoy leo esta carta q escribí hace un año y que fuera publicada entonces por el Diario Critica. 
Salvo los números, y que ahora soy tesorera, no hay grandes cambios. 
Es mi deseo una nueva cultura de la educación.


Buenos Aires, 24 de febrero 2010

CARTA ABIERTA DE APOYO A LA ESCUELA PÚBLICA
El 1º de marzo es el día estipulado del inicio lectivo. Una vez más, la noticia es el conflicto salarial entre los docentes y las autoridades. Esto no es tan nuevo, sí es novedoso el poco cuidado por parte del Gobierno de la Ciudad de la enseñanza pública. Se hace evidente un doble mensaje, por un lado, “La prioridad son los niños” y al mismo tiempo, se cierran cursos, ya concursados, cuando además faltan vacantes, se descuida la infraestructura edilicia y el equipamiento necesario, no se incrementa el presupuesto salarial. 
            Existe una continua lucha por los aumentos salariales que tan merecido tienen los docentes así como otras áreas poco atendidas históricamente, como los científicos o los médicos entre otros casos. Si como sociedad apoyamos a estos sectores en sus reclamos también  cabe preguntarse si los paros son la manera más operativa.
La escuela pública argentina no la hace Mauricio Macri, la hacemos las familias que asistimos a ellas y quienes trabajan en ellas con tanto esfuerzo y dedicación. Acompañemos su empeño buscando soluciones, propuestas, herramientas, para que los alumnos y quienes trabajan por ellos y para ellos, estén en las mejores condiciones posibles para seguir formando el futuro de esta Argentina compleja.
La educación pública argentina tiene una fortaleza y una capacidad que no es tan fácil derribar, sus miembros trabajan por ella y para ella, básicamente, por vocación.
Hay ciudadanos que eligen y apoyan la escuela pública, hay ciudadanos para quienes es la única, necesaria y justa opción. En cualquier caso, se merece un apoyo contundente, significativo, productivo.           
Los niños necesitan educación, ejemplos de trabajo y lucha. Tener sus tiempos, sus espacios, su atención y respeto.
Como miembro de una cooperadora de una escuela primaria, me cuesta ver a la “Nueva policía metropolitana” en sus costosas y flamantes unidades, con semejante despliegue tecnológico y de presupuesto frente a esta otra realidad.
La enseñanza pública es uno de los mayores valores argentinos, cuidémosla, defendámosla. No dejemos q su destino, el de tantos ciudadanos, esté a merced de los vaivenes políticos.
Luchemos por una recomposición del presupuesto y por el inicio normal de actividades.
              
                                      Juntos por las escuelas públicas

                                        Marina Saiegh     DNI 18516806
                     Pro tesorera Cooperadora   Escuela Nº9 DE 15                CABA